La mayoría de nosotras tenemos varias relaciones, o al menos pseudo relaciones, a lo largo de nuestra vida. De hecho creo que algunas tenemos incluso demasiadas… sonrisa dientes Pero si lo piensas bien, al final todas se reducen a cinco tipos de hombres.

1.- El primer amor.

Ese que probablemente conocerás en el colegio, instituto o en las vacaciones familiares. El primer chico al que besas, o al menos el primero al que besar hace girar tu mundo. Es ese tipo de amor que todos experimentamos y que reflejan una y mil veces en las películas de adolescentes.

primer amor

Es intenso, pasional y completamente idealista. Es ese chico que te enseña a AMAR (sí, con mayúsculas) y al que, en tu ingenuidad, crees que querrás para siempre. Y algunas chicas lo hacen, es cierto, pero la mayoría de nosotras le vemos marcharse de nuestras vidas.

Entonces se produce el amargo drama del primer desamor, cuando crees que nunca podrás volver a querer a nadie y que tu mundo se ha acabado. Y lloras, pataleas y sufres, pero al final lo superas. Te quedan mil recuerdos, muchos de ellos idealizados, porque la verdad es que no importa cuánto dure este amor, siempre será el que abrió tu corazón para los que llegarían después.

2.- El chico malo.

Te robará el corazón en torno a los veinte años, cuando estás intentando descubrir quién eres y lo que quieres, lo que suele llevar emparejado un período de rebeldía. Creerás que puedes cambiarle, pero no es cierto (y en el fondo no lo deseas de verdad porque si le cambiases ya no sería el chico malo que te roba el corazón). Te hará reír mucho, pero también llorar. Y a pesar de todo creerás que tiene un gran corazón, y probablemente lo tenga… Pero le harán falta años y experiencias para sacarlo a la luz.

tipos de hombres chico malo

El punto clave de los chicos malos es que al final siempre se van. Pero bueno, tampoco te dejan con las manos vacías. Por lo menos habrás descubierto lo que quieres del amor y lo que no estarás dispuesta a aguantar nunca más. Aprenderás así a decir “No, gracias” a todos aquellos que no se ajusten a tu ideal de pareja. O al menos sería así si no tropezásemos mil veces con la misma piedra… mono-no-ve

3.- El que dejas marchar.

Este chico parece perfecto. Dice y hace las cosas correctas, y es justo como te lo imaginabas. Pero ahora que lo tienes… Bueno, no estás segura de que estés preparada para ese grado de perfección. Porque aunque él te ofrece lo que siempre creíste que querías, en realidad no es nada de lo que necesitas.

mr perfect ret

Y es que lo que necesitas es más tiempo…  Tiempo para conocer a otros chicos que te gustarán pero a los que no querrás. Tiempo para no quedar con nadie y simplemente descubrir quién eres. Tiempo, en definitiva, para convertirte en la mujer que estás destinada a ser.

Así que le dejas marchar, con la emoción de lo que queda por vivir y el miedo de haber dejado escapar una buena oportunidad…

En mi caso este chico se llamaba Toño y creo que en todos los años vividos después no he conocido a nadie tan perfecto. Super guapo, listo, buena gente, cariñoso, divertido… ¡Y encima me quería! Mis amigas todavía me recuerdan que pasase de él, pero yo no me arrepiento en absoluto. Aunque reconozco haberle intentado localizar en alguna ocasión…

4.- El que podría haber sido… Pero no fue.

También conocido como “el gran amor”. Puedes conocerle cuando alguno de los dos está ya en una relación, o puede ser el trabajo, la vida o algo inesperado lo que os separa. Es como si estuvieseis destinados a encontraros, pero no a estar juntos. Algo así como un alma gemela, pero en el sentido que Liz Gilbert describe en “Come, reza, ama”:

“La gente cree que un alma gemela es la persona con la que encajas perfectamente, que es lo que quiere todo el mundo. Pero un alma gemela auténtica es un espejo, es la persona que te saca todo lo que tienes reprimido, que te hace volver la mirada hacia dentro para que puedas cambiar tu vida. Una verdadera alma gemela es, seguramente, la persona más importante que vayas a conocer en tu vida, porque te tira abajo todos los muros y te despierta de un porrazo. Pero, ¿vivir con un alma gemela? Ni hablar. Se pasa demasiado mal. Un alma gemela llega a tu vida para quitarte un velo de los ojos y se marcha. Gracias a Dios”.

soulmate

Quizás en otra vida podríais ser felices juntos, pero no en esta. Y cuando os separáis crees que nunca te recuperarás, hasta que lo haces.

5.- ÉL

Todavía no lo he encontrado pero creo que este es una mezcla de los cuatro anteriores. Dulce e incondicional como el primer amor;  salvaje e imperfecto como el chico malo; con el compromiso para formar una vida juntos del que dejaste marchar; apasionado y desafiante como el que podría haber sido.

old couple

Me gusta creer que es una mezcla de todos y a la vez ninguno de ellos. Quiero creer que los eclipsará a todos aunque sin prender fuego a los recuerdos que guardo. Que me ayudará a entender por qué necesité estas historias pero también por qué no funcionaron. Encontrarle a él era mi final, pero los demás fueron mi camino, mi preparación.

Y me sentiré agradecida entonces por todo lo vivido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin